Músculos del placer


Musculos del placer

¿Sabías que las mujeres estamos equipadas con un grupo de músculos que se encuentran en el piso pélvico y que juegan un rol fundamental en los niveles de placer que podamos sentir cuando tenemos actividad sexual con penetración?

 

Mi descubrimiento de estos músculos llamados púbeococcígeos hace ya varios años de la mano de una excelente sexóloga, fue para mí una gran revelación que cambió exponencialmente mi capacidad de sentir. Recuerdo con claridad y fascinación cómo ella podía medir con un aparato especial el nivel de avance en la presión y fuerza de estos músculos mediante un sensor especial ubicado en mi vagina.

 

Como cualquier otro músculo, estos músculos se pueden fortalecer mediante el ejercicio, con rutinas sencillas, que puedes hacer en cualquier parte y momento sin que nadie se entere de que te estás “entrenando” para mejorar tu vida sexual.

 

Para poder ejercitar un músculo, es importante que primero seas capaz de identificarlo muy bien, pero ¿cómo? Hay distintas maneras:

 

  • Siéntate sobre el WC y coloca un dedo en tu vagina. Aprieta tu dedo con tu músculo vaginal. Debes ser capaz de sentir cómo se contrae el músculo alrededor de tu dedo.
  • Mientras orinas, detén el flujo de orina a la mitad al contraer tus músculos del piso pélvico. ¡esos son los músculos! No hagas esto repetidamente, sólo pocas veces hasta haber identificado lo que buscas.

 

Una vez que hayas identificado tus músculos del piso pélvico, estarás lista para practicar los ejercicios de Kegel (así llamados por su creaador, el Doctor Arnold Kegel MD, quien en 1940 desarrolló estos ejercicios para mejorar la incontinencia urinaria y los mismos han resultado ser de enorme utilidad en sexología). Es importante que comiences tus ejercicios de manera incremental; puede que experimentes dolor muscular muy ligero cuando practiques por primera vez estos ejercicios. Ten precaución, si haces demasiados ejercicios antes de que estés lista (¡entiendo que quieras “volar” y comenzar a sentir los beneficios!), podrías experimentar dolor y fatiga muscular más marcados. No se recomienda comenzar con el número máximo de ejercicios.

 

A continuación expongo la rutina de ejercicios de Kegel recomendada por el Doctor Frederick R. Jelovsek MD, miembro de Sociedad Americana de Cirujanos Ginecológicos.

 

Indicaciones Generales

 

·         No practiques estos ejercicios mientras orinas, deteniendo el flujo de orina a la mitad. Finalmente esto podría causar dificultades de evacuación.

·         Vacía tu vejiga antes de iniciar los ejercicios.

·         Mantén relajados tus músculos del abdomen y de los muslos.

·         Atrae los músculos hacia arriba y hacia adentro. No tenses tu abdomen.

·         Respira mientras mantienes los músculos contraídos.

·         Trata de obtener la tensión máxima con cada contracción muscular.

·         Trata de contraer los músculos mientras te encuentras en diferentes posiciones. Inténtalo mientras estas de pie, sentada, acostada y con tus pies juntos y separados.

 

Semana 1

·         Contrae tus músculos del piso pélvico durante 6 segundos. Relájalos durante 6 segundos.

·         Repite esto 25 veces. (Esto dura aproximadamente 5 minutos.)

·         Haz esto 3 veces al día; un total de 75 contracciones.

 

Semana 2

·         Repite las contracciones  50 veces. (Esto dura aproximadamente 10 minutos.)

·         Haz esto 3 veces al día; un total de 150 contracciones.

 

Semana 3

·         Repite las contracciones 75 veces. (Esto dura aproximadamente 15 minutos)

·         Haz esto 3 veces al día; un total de 225 contracciones.

 

Semanas 4-24

·         Repite las contracciones 100 veces. (Esto dura aproximadamente 20 minutos.)

·         Haz esto 3 veces al día; un total de 300 contracciones.

 

Después de 24 semanas

·         Repite esto 50 veces. (Esto dura aproximadamente 10 minutos.)

·         Haz esto 3 veces al día; un total de 150 contracciones.

 

Truquitos para que los Ejercicios de Kegel se conviertan un Hábito

 

·         Programa tus ejercicios de Kegel a la misma hora todos los días, (como durante un programa regular de televisión, mientras lavas los platos o antes de ir a la cama).

·         Encuentra tu misma una manera de recordar practicar los ejercicios de Kegel. Por ejemplo, podrías poner una nota o letrero en tu espejo o refrigerador.

·         Prémiate todos los días que hagas tus ejercicios de Kegel. Por ejemplo, podrías poner una estrella dorada en tu calendario.

·         Podrías olvidar practicar tus ejercicios durante unos cuantos días. Es común tener unos cuantos tropiezos cuando trates de hacer cualquier cambio nuevo. No te desanimes. Sólo regresa a tu programa de ejercicio.

·         Registra tu progreso de forma diaria o semanal.

 

 

¡Mucho éxito con tu rutina de ejercicios secretos! (en este instante voy por 25…26…27… ¡qué rico!)

 

Fuentes:

Society of Ginecologic Surgeons.

http://www.sgsonline.org/sgsinc/patiented/educate_articles/edui003.htm

 

 

 

Anuncios
  1. #1 por Juana el 17/09/2012 - 4:17 am

    Thanks for any other informative web site. Where else could I am getting that
    type of information written in such an ideal means?
    I have a project that I am just now working on, and I have been at the look out for such information.

  1. Tu sexo es tuyo
  2. Orgasmos de mente ¡Y no estoy demente! « Tu sexo es tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: