Archivo para la categoría Educación

El regalo de la Masturbación (femenina)

Nunca olvidaré el silencio lleno de significados del grupo de mujeres de las primeras tertulias sobre sexualidad (sexulias) que realicé en el año 2003 en la sesión dedicada a la masturbación, cuando, luego de la acostumbrada introducción al tema, dejé la palabra a las participantes…

Al contrario de lo sucedido con otras sesiones con temas como el orgasmo, la seducción, el deseo, en las que la chispa de la conversación y el aprendizaje colectivo se encendía como brasa de verano, hablar de la masturbación desde la perspectiva personal y propia resultó ser cuesta arriba para la mayoría, su silencio fue estruendoso lo cual exigió todos mis recursos de facilitadora para lograr la apertura necesaria.

Años después de aquella inquietante experiencia, y habiendo digerido lo sucedido y complementado mis reflexiones con otras conversaciones íntimas con mujeres de variadas edades y estatus marital,  vuelvo al ruedo sobre este tema, para contribuir a cambiar la mirada femenina acerca de la masturbación ¡porque resulta que la misma es nada menos y nada más que un REGALO, un ENCUENTRO ESPECIAL, una OPORTUNIDAD de descubrirte y una MEDICINA inigualable! Veamos…

Un REGALO:  Si, es un regalo que te das, así como cuando decides comerte ese rico helado con el que te antojaste o simplemente darte una rica ducha tibia con jabones y espumas de suaves aromas. Cuando tienes hambre en tu casa, vas a la cocina, abres la despensa o la heladera y te regalas algo para comer ¿no? ¿Y qué haces cuando tienes HAMBRE de sexo en el cuerpo, ganas de contacto, de caricias y de orgasmo? ¿Y no tienes a una pareja sexual allí  mismo, bien dispuesta y con todas las condiciones? ¿Por qué renunciar a la satisfacción? ¿por qué negarte ese regalo? Piénsalo: “Lo quiero y me lo regalo”, “lo quiero y me lo merezco”, punto.

Un ENCUENTRO ESPECIAL: Con la persona que está más cerca de ti, con alguien que te quiere y te necesita ¡contigo misma!!!! Es un alto en el loco y rápido devenir de la vida moderna, para encontrarte contigo, con tu cuerpo, con tus sensaciones, con tu capacidad de sentir placer… Este encuentro, como todos los encuentros especiales, requiere preparación, un espacio de paz, teléfonos apagados, tal vez una ducha fresca, seguida de unas caricias con ese aceite o crema humectante cuyo olor y textura tanto te gustan… tal vez unas velas aromáticas o un incienso del olor que más te guste  y una musiquita rica y relajante  ¿acaso no preparas amorosamente tu casa o tu alcoba cuando vas a tener una encuentro especial?

Una OPORTUNIDAD DE DESCUBRIRTE:  El cuerpo de la mujer es un extraordinario y complejo mundo lleno puntos, concavidades y convexidades, cimas y valles, selvas y llanuras. Acariciar tus vastos y sensibles paisajes, tocar tu clítoris de distintas formas, ingresar con tus dedos o juguetes sexuales en tu vagina o ano son sin duda oportunidades de oro para descubrir lo que más te excita, los botones clave que disparan tu climax ¡y esto te sirve no sólo a ti sino a tu pareja también! (siempre y cuando te atrevas a guiarlo y a iluminarlo sobre las artes de darle placer a tu cuerpo ¡él o ella estarán felices de que le brindes esa información!). En el siguiente link encontrarás un video fascinante con varias  técnicas de masturbación femenina  ¡no te lo puedes perder! Nota: Si eres hombre, el ver este video te puede dar muchas luces acerca de técnicas para ser usadas por ti en el cuerpo de ella.

(Agradecimiento especial a mi amigo Sergio S. por haberme dado a conocer este video)

Una MEDICINA sin igual:

Estudios han demostrado que las hormonas liberadas durante la excitación y el orgasmo, especialmente la oxitocina y la DHEA (dihidroepiandrosterona), también pueden tener efectos protectores contra el cáncer y las enfermedades cardiacas, tanto en hombres como en mujeres. Otro tipo de investigaciones han señalado el efecto de sedación y relajación que tienen en las personas la oxitocina y otras endorfinas que se liberan durante el orgasmo. Éstas pueden explicar por qué algunas personas usan la masturbación intuitivamente para conciliar el sueño y por qué el sexo es una estrategia para gestionar el estrés. Por otra parte, un estudio realizado en la Universidad de Wilkes en Pennsylvania observó que las personas que llegan al orgasmo presentaban en un 30% un anticuerpo que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico…

En otras palabras, masturbarte te hace bien desde todo punto de vista… entonces ¿cuál es el problema? ¿Qué te impide hacerlo?   o ¿qué te impide hacerlo más a menudo? ¿qué creencias o mitos habitan en tu mente que atentan contra esta maravilla que está al alcance de tus manos (literalmente)? ¿Cuándo te darás ese valioso regalo con plena conciencia de TODO lo que significa para tu bienestar y calidad de vida? ¿Qué esperas?

Anuncios

,

8 comentarios

Luz dentro y fuera del clóset

Dedicado a mis amigos gays y lesbianas,

quienes sufren día a día la intolerancia de un mundo que no quiere ver…

Apropiarte de tu sexo es también reconocer y estar en paz con tu orientación sexual, sea cual sea… He traducido para ti estas iluminadoras afirmaciones en forma de preguntas y respuestas de la Asociación Americana de Psicología con una “secreta” doble intención: 1) para ayudarte a aceptar tu orientación sexual, si lo necesitaras y 2) para sembrar o reforzar una semilla de tolerancia y respeto hacia todas aquellas personas que no tienen una orientación sexual aceptada por la sociedad en que viven ni por la religión que desean profesar.

  P. ¿Qué es la orientación sexual?

La orientación sexual es una atracción permanente emocional, romántica, sexual o afectiva hacia los demás. Se distingue fácilmente de otros componentes de la sexualidad, incluido el sexo biológico, identidad de género (el sentido psicológico de ser hombre o mujer), y el rol social de género (la adherencia a las normas culturales de comportamiento femenino y masculino).

La orientación sexual existe a lo largo de un continuo que va desde la heterosexualidad exclusiva a la homosexualidad exclusiva, e incluye diversas formas de bisexualidad; personas bisexuales pueden experimentar atracción sexual, emocional y afectiva tanto hacia  su propio sexo y como hacia el  sexo opuesto. Las personas con una orientación homosexual se refieren a veces como gays  (hombres y mujeres) o lesbianas (sólo mujeres).

La orientación sexual es diferente al  comportamiento sexual porque ésta se vincula con  sentimientos y auto-concepto. Los comportamientos, pueden o no expresar la orientación sexual de una persona.

P. ¿Qué causa que una persona tenga una determinada orientación sexual?

Hay numerosas teorías sobre los orígenes de la orientación sexual de una persona. La mayoría de los científicos de hoy están de acuerdo en que la orientación sexual es probablemente el resultado de una compleja interacción de factores ambientales, cognitivos y biológicos. En la mayoría de las personas, la orientación sexual se forma en  una edad temprana. También hay considerables evidencias recientes que sugieren que la biología, incluyendo factores hormonales genéticos o innatos, desempeñan un papel importante en la sexualidad de una persona.

Es importante reconocer que hay probablemente muchas razones para la orientación sexual de una persona, y las razones pueden ser diferentes para diferentes personas.

P. ¿La orientación sexual una elección?

No, los seres humanos no pueden elegir ser gay o heterosexual. Para la mayoría de las personas, la orientación sexual emerge en la adolescencia temprana, sin ninguna experiencia sexual previa. A pesar de que puede elegir si desea actuar en nuestros sentimientos, los psicólogos no consideran que la orientación sexual es una elección consciente de que puede ser cambiado voluntariamente.

P. ¿Puede la terapia cambiar la orientación sexual?

No, aunque la mayoría de los homosexuales viven vidas exitosas y felices, algunas personas homosexuales o bisexuales pueden tratar de cambiar su orientación sexual a través de la terapia, a menudo obligados por miembros de la familia o grupos religiosos para tratar de hacerlo. La realidad es que la homosexualidad no es una enfermedad. No requiere tratamiento y no se puede cambiar. Sin embargo, no todas las personas gays, lesbianas y bisexuales que buscan la ayuda de un profesional de la salud mental desean cambiar su orientación sexual. Gays, lesbianas y bisexuales pueden buscar ayuda psicológica con el proceso de salir del clóset o de estrategias para hacer frente a los prejuicios, pero la mayoría van a terapia por las mismas razones y las cuestiones de la vida que traen las personas directamente a profesionales de la salud mental.

P. ¿Qué hay acerca de las llamadas “terapias de conversión”?

Algunos terapeutas que dicen hacer la llamada “terapia de conversión” han reportado que han sido capaces de cambiar la orientación sexual de sus clientes de homosexual a heterosexual. Sin embargo, un estrecho control y escrutinio de estos informes, pone en evidencia varios factores que ponen en duda sus afirmaciones. Por ejemplo, muchas de estas afirmaciones provienen de organizaciones con una perspectiva ideológica que condena la homosexualidad. Además, sus demandas están mal documentadas, por ejemplo, el resultado del tratamiento no es seguido y reportado con el tiempo, como sería el estándar para probar la validez de cualquier intervención de salud mental.

La Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association) está preocupada por estas terapias y por su daño potencial a los pacientes. En 1997, el Consejo de Representantes de la Asociación aprobó una resolución reafirmando su oposición a la  homofobia en el tratamiento y defendiendo el derecho del paciente a un tratamiento imparcial y totalmente voluntario. Cualquier persona que entre en  terapia para tratar un tema de orientación sexual tiene derecho a esperar que su tratamiento se llevará a cabo en un ambiente profesional neutral, sin ningún tipo de sesgo social.

P. ¿Es la homosexualidad una enfermedad mental o problema emocional?

No. Los psicólogos, psiquiatras y otros profesionales de la salud mental están de acuerdo en que la homosexualidad no es una enfermedad, ni un trastorno mental o un problema emocional. Más de 35 años investigación científica  objetiva y bien diseñada ha demostrado que la homosexualidad no está asociada con trastornos mentales o problemas emocionales o sociales. La homosexualidad se pensaba que una enfermedad mental porque los profesionales de salud mental y la sociedad tenía una información sesgada.

En el pasado, los gays, lesbianas y bisexuales que participaban en los estudios eran sólo aquellos que estaban en  terapia, lo que predisponía  las conclusiones resultantes. Cuando los investigadores examinaron los datos sobre este tipo de personas que no estaban en terapia, la idea de que la homosexualidad era una enfermedad mental fue rápidamente descartada.

En 1973 la Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association), confirmó la importancia  de las nuevas y mejor diseñadas investigaciones y retiró la homosexualidad del manual oficial y de las listas de los trastornos mentales y emocionales. Dos años más tarde, la Asociación  Americana de Psicología aprobó una resolución de apoyo a este retiro.

Durante más de 25 años, ambas asociaciones han exhortado a todos los profesionales de la salud mental para ayudar a disipar el estigma de enfermedad mental que algunas personas todavía asocian con la orientación homosexual.

P. ¿Pueden las lesbianas, gays,  y bisexuales  ser buenos padres?

Sí. Los estudios que comparan grupos de niños criados por homosexuales y por padres heterosexuales no encuentran diferencias de desarrollo entre los dos grupos de niños en cuatro áreas críticas: su inteligencia, ajuste psicológico, su adaptación social, y su popularidad con los amigos. También es importante darse cuenta de que la orientación sexual de los padres no indica de sus hijos.

Otro mito sobre la homosexualidad es la creencia errónea de que los hombres gays tienen más tendencia que los hombres heterosexuales a molestar sexualmente a niños. No hay evidencia para sugerir que los niños son más abusados por los homosexuales.

P. ¿Por qué algunos hombres gays, lesbianas, bisexuales le hablan a la gente sobre su orientación sexual?

Porque compartir ese aspecto de sí mismos con otros es importante para su salud mental. De hecho, en el proceso de desarrollo de la identidad para las lesbianas, hombres gay y bisexuales el hecho de “salir del closet” está fuertemente relacionado con el ajuste psicológico; en la medida de que la identidad gay, lesbiana o bisexual es más positiva, su salud mental es mejor y mayor  su autoestima.

Deja un comentario

Tus derechos sexuales

Derechos sexuales

Derechos Sexuales

Si. Tenemos derechos…sexuales.

Los derechos sexuales son derechos humanos fundamentales y universales. Estos derechos fueron recogidos en la Declaración del 13avo. Congreso Mundial de Sexología, 1997, Valencia, España revisada y aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología, WAS, el 26 de agosto de 1999, en el 14º Congreso Mundial de Sexología, Hong Kong, República Popular China.

¿y cuáles son estos derechos?

Prueba a decírtelos a ti mismo, uno a uno…chequea si estás ejerciendo tus derechos, si permites que éstos sean violados:

  1. Tengo derecho a mi libertad sexual, a expresar plenamente mi potencial sexual, excluyendo  toda forma de coerción , explotación y abuso sexuales en cualquier tiempo y situación.
  2. Tengo derecho a  la autonomía sobre mi cuerpo , a tomar decisiones autónomas sobre mi propia vida sexual dentro del contexto de mi ética personal y social; esto incluye disfrutar de mi cuerpo, libre de tortura, mutilación y violencia de cualquier tipo.
  3. Tengo derecho a mi privacidad sexual, a decidir mis conductas en el ámbito de la intimidad siempre y cuando no interfieran en los derechos sexuales de otros.
  4. Tengo derecho a mi equidad sexual, a no ser discriminado por mi sexo, género u orientación sexual.
  5. Tengo derecho a tener placer sexual, incluyendo el autoerotismo.
  6. Tengo derecho a expresar emocionalmente mi sexualidad, lo cual va más allá del placer erótico o los actos sexuales; expresarla también a través de la comunicación, del contacto, de la expresión emocional y del amor.
  7. Tengo derecho a asociarme sexualmente con libertad. Significa la posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarme y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales responsables.
  8. Tengo derecho a tomar, libre y responsablemente, las decisiones acerca de si tener o no hijos, el número y el espacio entre cada uno, y el derecho al acceso pleno a los métodos de regulación de la fecundidad.
  9. Tengo derecho a la información sexual basada en el conocimiento científico.
  10. Tengo derecho a recibir una educación sexual integral, desde mi nacimiento y durante toda mi vida.
  11. Tengo derecho a recibir atención en mi salud sexual, que abarque tanto la prevención, como el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y trastornos sexuales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: