Archivo para la categoría Posiciones sexuales

El Top Ten de las posiciones sexuales

Estamos de acuerdo en que sexo no es el coito, en que un acto sexual gratificante para sus protagonistas puede incluso no incluir el coito en un momento dado, pero a la hora de juntar el cuerpo de un hombre y el de una mujer en ese maravilloso match de cóncavo y convexo para potenciar el placer, las posiciones de esos cuerpos se convierten en los protagonistas de la historia.

Ya los hindúes lo sabían, y le regalaron a la humanidad durante el período Gupta esa universal biblia  del erotismo y catálogo de las vastas posibilidades en las que los cuerpos de los amantes pueden fundirse y encajarse…

Si saltamos del Kamasutra escrito entre el año 240 a 550 d.C. a la hoja de la revista digital para hombres  FHM en pleno siglo XXI, nos encontramos con esta estimulante clasificación de las 10 posiciones preferidas por ellos para sentir placer y hacer sentirlo a sus parejas.

Te invito a pasear por ellas, a recordarlas o a imaginarlas ¡y a atreverte a probarlas! Si quieres ver videos de las mismas, haz click en el nombre de las posiciones y podrás ver su ilustración en movimiento pero –si eres mujer-te advierto: ¡esos videos fueron hechos para hombres  y están representados por una pareja de mujeres en las que una de ellas asume la posición de hombre! Si eres hombre puede ser una experiencia muy excitante, si eres mujer heterosexual, será una excelente oportunidad para ejercitar tu imaginación… (están en inglés, pero no hace falta entenderlo )

1 La mariposa . Recomendado para hombres que tienen un pene un poco más grande que el promedio. En esta posición ella está debajo tendida boca arriba y él está sobre ella de frente con sus dos piernas al lado de sus caderas y inclinado hacia atrás apoyado en sus brazos. Esta posición da la ventaja de que ambos se pueden mirar y disfrutar plenamente. La penetración es intensa  puede provocar orgasmos. Con ella, la mujer logra moverse a plenitud como una mariposa y ser dueña de su propio placer.

2 La cuchara. Parece más complicada de lo que es. Es una de las posturas más eróticas de todo el abanico de posturas sexuales. Les da a ambos la posibilidad de experimentar diversas sensaciones, sentir el cuerpo del otro y jugar al mismo tiempo. La cabeza ubicada en el pie del otro y viceversa es otra posibilidad para usar la lengua y la libertad de movimiento permite usar también las manos. Ambos están de lado y entrelazados.

3 El Perrito perezozo. Es una variante relajada de la clásica postura “perrito”, sin embargo ésta permite que  ella pueda recostarse casi completamente sobre la cama mientras él la penetra desde su espalda. Ésta es la pose perfecta para el sexo mañanero, aún somnolientos y flojitos, o por la noche luego de un día ajetreado. No hay que hacer demasiados aspavientos y, sin embargo, el placer es intenso. Ésta posición es muy gustada por las mujeres debido a que es muy sensual y permite al hombre sentirse el macho dominante, ella se puede incluso acostar totalmente boca abajo y cerrar sus piernas una vez penetrada por su compañero desde atrás… ¡la fricción se multiplicará por N!

4 El Plato profundo.  ¡Las mesas no sólo son para comer! (ni los escritorios para escribir…) Ésta posición se realiza en una mesa lo suficientemente alta y fuerte como para que ella no termine en el piso. La mujer se recuesta boca arriba sobre la mesa y deja su deseosa cadera  fuera (como cuando va al ginecólogo, perdón por  la remembranza), ella con sus piernas arriba, él de pie frente a ella disfruta de ese “plato profundo” servido en la mesa. Ésta posición le permite a él el control absoluto de sus movimiento mientras puede penetrarla intensa y profundamente para delicia de ella.

5 El misionero elevado.  Se deriva de la famosa posición del misionero, pero tiene un toque delicioso que le permite a la mujer moverse con más libertad y buscar activamente su propio orgasmo. Ella está tendida boca arriba con las caderas levantadas y las piernas flexionadas apoyadas en la orilla de la cama mientras él la penetra de pie y con sus manos muy libres para entretenerse con las delicias que encuentre frente a sí. Él tendrá el control ¡y ella también!

6 El Párate y dale. Es ideal para parejas cuya estatura es similar ( A Schwarzenegger con Pamela Anderson no les funcionaría). Ambos están de pie frente a frente  y el hombre busca el ángulo necesario para penetrarla a ella, las manos de los amantes están libres y sus extremidades se pueden mover sin reparo, dándose una excelente fricción en el clítoris.

7 El Jinete de lado. Es la posición de la clásica vaquera sensual que monta a su caballo, pero ésta vez de lado. ¿Lo han probado? Ofrece una buena vista y ella tiene la opción de sentir los brazos libres para apoyarse y decidir su ritmo. El hombre puede tocar el trasero de ella y estar a merced de sus movimientos mientras ella cabalga con delicia. Parece complicada, pero es cuestión de probarla.

8  El arado. Permite una penetración intensa para ambos. Ella está tendida boca arriba con sus piernas elevadas sobre los hombros de él o en el aire, quien está frente ella apoyando su torso en la parte posterior de sus muslos y sus manos en la cama, en esta posición se distribuye bien el peso, pueden verse y excitarse aun más mientras su pene se sumerge en las profundidades húmedas y tibias.

9 El Jinete al revés. Es la misma posición  de la jinete de frente, con la mujer encima y el hombre tendido boca arriba, pero en ésta ella dará la espalda a su compañero. Se dice que ésta es la preferida por las estrellas porno debido a que el rostro de la ella siempre queda al frente y ofrece una imagen excitante a las cámaras. A él le encantará sentir el trasero de su pareja sobre él y además le da la posibilidad de mirar y acariciar su espalda.

10 El Perrito clásico. Los hombres saben que las mujeres aman esta posición, porque les gusta ser buenas chicas pero también malas, muy malas. Ella está de rodillas boca abajo, mientras él la penetra desde atrás como todo un “perrito” salvaje. Muy excitante para ambos. La penetración es intensa y el hombre puede tocar el clítoris o el pecho de ella mientras la penetra como todo un macho de la especie…perruna, perdón, humana.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: